Te mostramos como aprovechar al máximo el

ENTORNO RURAL

Paisajes de teruel

En los alrededores de Teruel capital existen lugares de muchísimo interés tanto por su naturaleza como por su paisajismo. A su proximidad se une a veces el desconocimiento de su existencia, hasta el punto que pueden pasar completamente desapercibidos al visitante.
Asimismo, a través de los múltiples senderos que recorren toda la comarca descubrirás, en todo su esplendor, los contrastes que ofrecen los paisajes que rodean la capital turolense.

El entorno de Teruel y sus barrios rurales

Las Arcillas o Los Monotes

En la periferia de la ciudad y lindando con el cerro de Santa Bárbara y los Mansuetos se encuentran los Monotes. El acceso es fácil a través de la rambla de las Ollerías o desde la vía perimetral. El paraje es arcilloso con unas formaciones características, los monotes o pequeños cerros, fruto de la explotación para las cerámicas y donde la erosión hizo el resto.

Barranco del Salobral

Accediendo por la carretera de Corbalán, o a través de los caminos que cruzan la rambla del río Seco, se llega al barranco del Salobral. El paraje es conocido como el puente Minero, obra de la antigua vía del ferrocarril de Ojos Negros a Sagunto. Allí, entre las margas y yesos del triásico, puede encontrarse un mineral cristalizado que lleva el nombre de teruelita.

La Rambla de Barrachina

Saliendo de Teruel por la N-330, dirección Cuenca, a poco más de 2 km a mano derecha, entre los kilómetros 299 y 298, nos encontramos con un paisaje que bien podría servir de escenario para una película del oeste. Zona de cortados y cárcavas de suelo árido y rico en lutitas rojas muy erosionado por el viento y el agua situado en las proximidades de Teruel.

Laguna de tortajada

Acceder por el cruce de la carretera de Alcañiz con el río Alfambra. Esta pequeña laguna con agua permanente se encuentra en el barrio rural de su nombre, dentro de una pequeña cuenca endorreica. El paraje seco y carente de árboles le proporciona la belleza de los paisajes desolados.

Parque Fuentecerrada

El acceso, perfectamente indicado, se encuentra en la salida de la carretera de Valencia. El paraje es rico en arbolado de ribera. Una serie de instalaciones deportivas, recreativas, mesas y barbacoas facilitan el esparcimiento familiar. Algo más arriba Fuente Carrasco complementa este magnífico parque.

La ribera del río Alfambra

Para dar una caminata o realizar algo de deporte no hay nada mejor que acercarse a la ribera del río a su paso por la ciudad. Un cuidado camino de reciente creación, al que se accede desde el puente de Hierro, nos proporciona el sitio adecuado junto a la vía fluvial en medio de la vegetación de ribera.

Camino natural del Guadalaviar

Una ruta sencilla pero muy bonita que transcurre junto a las orillas del río Guadalaviar, en las cercanías de Teruel, concretamente a su paso por el barrio de San Blas. Su recorrido es de unos tres kilómetros.

Cella, municipio aragonés

Merece la pena que visites su acueducto romano y su fuente, de la que presumen sus vecinos. Y es que no es una fuente cualquiera, sino el pozo artesiano más grande de Europa.También destacan su iglesia y las ruinas de su antiguo castillo, ambas medievales.

Embalse del Arquillo

Teruel también dispone de un embalse muy bonito. Allí nos encontramos un quiosco con zona de picnic en la que podemos tomar un refresco, comer y descansar. Y donde además podremos alquilar balsas con tobogán o piraguas para recorrer el pantano.

Los pueblos más bonitos de Teruel

Albarracín

A 35 kilómetros de la ciudad de Teruel, se erige majestuosa la localidad de Albarracín. Albarracín puede presumir de ofrecer una estampa única y característica salpicada por una arquitectura con sello propio a lo largo de empinadas y estrechas calles que se abren en plazuelas llenas de encanto.

Rubielos de mora

Viajamos ahora hasta la comarca de Gúdar-Javalambre donde encontramos un encave natural y paisajístico lleno de posibilidades para los amantes del deporte al aire libre como senderismo, equitación, bicicleta de montaña e incluso esquí, en las cercanas estaciones de Javalambre y Valdelinares. Para quienes prefieran el turismo cultural, podrás visitar preciosas casas solariegas y palacetes

Puertomingalvo

No te puedes perder su icónico castillo que data del siglo XIII y su ayuntamiento del siglo XV, exponente del Gótico civil de la provincia de Teruel. Para quienes busquen además turismo de naturaleza, a 6 kilómetros de Puertomingalvo, fluye la Cascada del Arquero, un precioso salto de agua del río Linares que en la primavera y coincidiendo con el deshielo luce en todo su esplendor.

Alcalá de la selva

Una sencilla plaza en la que desemboca su sombría y elegante calle principal, en lo alto del pueblo, ejerce de punto de reunión de los habitantes de Alcalá. También podrían serlo las múltiples fuentes que tiene esta localidad, con una relación especial con el agua.

Mora de Rubielos

La entrada al núcleo histórico y plaza principal del pueblo se realiza por un arco estrecho que nos transporta a otra época. Protegiendo una vertiente de la villa, el imponente castillo de Mora de Rubielos. La villa está protegida por unas antiguas murallas de obligada visita, desde las que la panorámica del pueblo es simplemente maravillosa.

Valderrobres

A 179 kM de la capital turolense, llegamos a Valderrobres, un municipio en el que también resulta evidente la fusión del carácter aragonés y mediterráneo. El indiscutible valor arquitectónico de destacadas construcciones como su imponente castillo y la iglesia de Santa María la Mayor no hacen sombra al ayuntamiento de la localidad, al icónico Puente de Piedra o a la Ermita de los Santos, entre otros.